En este artículo explicamos qué es el asiento de cierre contable de una forma que lo entenderás muy fácilmente. Solo tienes que seguir leyendo.

 

Qué es el asiento de cierre contable 

 

El asiento de cierre es el último que se hace en el ejercicio y con él se cancelan todas las cuentas de activo, de pasivo y de neto patrimonial (esto es: las de los grupos 1 al 5 del plan contable).

Su estructura es la siguiente:

  • Se cargan (se anotan en el debe) las cuentas acreedoras por el importe de su saldo.
  • Se abonan (se anotan en el haber) las cuentas deudoras por el importe de su saldo.

De esta forma, como hemos dicho antes, todas las cuentas quedarán con saldo cero.

 

Cuándo se realiza 

 

El asiento de cierre se realiza el último día del ejercicio económico. Cuando este coincide con el año natural (que es lo que ocurre la mayoría de las veces) la fecha es el 31 de diciembre.

Es el último apunte que se hace en el libro diario y cualquier  programa de contabilidad para empresa lo hace de forma automática, prácticamente con solo pulsar una tecla.

 

Diferencia entre el asiento de cierre y el de regularización 

 

El asiento de regularización es el que se realiza para determinar el beneficio o la pérdida de la actividad.

También se hace a la fecha de cierre del ejercicio y con él se cancelan las cuentas del grupo 6 y 7 contra la 129 Pérdidas y ganancias, que es la que refleja el resultado obtenido al contraponer los ingresos y los gastos.

La diferencia entre el asiento de cierre y el de regularización viene determinada por lo siguiente:

  • El objetivo del asiento de cierre es saldar las cuentas de activo, pasivo y neto patrimonial (incluida la cuenta 129) mientras que el del asiento de regularización es determinar el resultado de la actividad.
  • En el asiento de cierre se cargan y abonan (según su saldo) las cuentas de los grupos 1 a 5 del plan de contabilidad, mientras que en el asiento de regularización las cuentas que se anotan en el debe y en el haber (también según su saldo) son las de los grupos 6 y 7 contra la 129.
  • El asiento de cierre es el último que se hace en el libro diario del ejercicio en cuestión y el asiento de regularización es el penúltimo.

 

Diferencia entre el asiento de cierre y las operaciones de cierre de la contabilidad 

 

Las operaciones de cierre de la contabilidad son una serie de asientos que se realizan al final del ejercicio y que son necesarios para terminar la contabilidad correctamente, de forma que las distintas masas patrimoniales de los balances reflejen la realidad de la empresa.

Por ejemplo: amortización, variación de existencias, reclasificación de deudas, periodificación de ingresos y gastos, …..

A diferencia de estas operaciones, el asiento de cierre contable es un único apunte final, tal y como ya lo hemos definido anteriormente.

Ir arriba