Con este artículo aprenderás cómo se contabiliza el bitcoin cuando entra a formar parte del patrimonio de la empresa. En él veremos las distintas formas de reflejar este hecho en función de la naturaleza de la operación y aplicando la doctrina establecida por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

Antes de entrar en materia es importante tener en cuenta que aquí nos referimos al bitcoin en concreto pero que todo lo que digamos sobre él es de aplicación, en idéntica medida, a cualquier otro tipo de criptomoneda.

 

Tratamiento contable del bitcoin 

 

Las criptomonedas en general, y el bitcoin en particular, han venido para quedarse (por lo menos por un tiempo considerable). Ya forman parte de la economía global y cada vez es mayor el número de operaciones en las que intervienen de una forma u otra.

Poco a poco va subiendo el número de empresas que cuenta en su patrimonio con bitcoins. Y lo hacen con diferentes intenciones y criterios temporales.

Hay entidades que, al igual que cualquier particular, invierten en ellos de la misma forma en la que podrían hacerlo en algún producto financiero más tradicional. También están las que los aceptan como forma de cobro de sus productos o servicios o como forma de pago de sus adquisiciones. Y hay otras que hacen de su compra y venta un negocio en sí mismo.

Pues bien, cada una de estas actuaciones tiene un tratamiento contable específico y diferente que veremos a continuación:

 

Contabilizar la compra de bitcoin 

 

Cuando la empresa compra bitcoin con la intención de mantenerlo en su patrimonio contablemente  se le dará el tratamiento del inmovilizado intangible. 

Esto implica que:

  • Se utilizará una cuenta dentro del subgrupo 20 Inmovilizaciones intangibles del plan contable.

En el cuadro de cuentas no existe ninguna cuenta específica para ello, por lo que habrá que utilizar una que se cree expresamente al efecto.

  • Se le aplicarán las reglas de amortización y deterioro como a cualquier otro elemento del inmovilizado.

 

Contabilizar el bitcoin como medio de cobro o pago 

 

Hay empresas que utilizan el bitcoin como medio de cobro de sus productos o servicios y/o medio de pago de aquello que adquieren.

Este tipo de operaciones se contabilizarán como permutas.

La explicación es la siguiente: como el bitcoin tiene el tratamiento del inmovilizado intangible, cuando sale del patrimonio para pagar otro activo se está produciendo un intercambio de un bien por otro. Por ejemplo: entra un coche y sale bitcoin.

Del mismo modo, cuando se utiliza como medio de cobro entra como activo (intangible) y sustituye al crédito que teníamos frente al cliente. Una clara permuta también.

 

Contabilizar el bitcoin en un negocio de compraventa 

 

Cuando la empresa se dedica a la reventa de bitcoin (comprar para vender) se contabilizarán como existencias y les será de aplicación lo establecido en la norma de valoración 12 del plan general de contabilidad.

Esto implica, a muy grandes rasgos, que las adquisiciones se registrarán como Compras de mercaderías, que las enajenaciones como Ventas de mercaderías y que al final del ejercicio será necesario contabilizar la variación de existencias.

 

Hasta aquí el repaso que hemos dado a cómo se contabiliza el bitcoin en el seno de la empresa. Recuerda que el hacerlo de un modo u otro dependerá de la naturaleza de la operación.

Ir arriba